VUOTO: “LOGRAMOS UNA TRANSFORMACIÓN COMPLETA DEL SERVICIO PÚBLICO DE COLECTIVOS”

El intendente Walter Vuoto presentó las tres nuevas unidades 0 kilómetro que se incorporarán a la prestación del servicio público de transporte de colectivos que presta Ushuaia Integral Sociedad del Estado (UISE), anunció la puesta en marcha de la aplicación para celulares “Mi Bondi” que permite seguir en tiempo real la ubicación de las unidades, dio a conocer una encuesta realizada por el área de Atención al Vecino que relevó la opinión de mil usuarios sobre el servicio que presta UISE, y dio la bienvenida a las tres choferesas, una de las cuales ya se incorporó a la Sociedad del Estado.

“Demostramos que se podía prestar el servicio de otra manera”, destacó Vuoto en una conferencia de prensa que se realizó en el CePLA-El Palomar, y en la que estuvo acompañado por la secretaria de la Mujer, Laura Avila, por los directivos de la UISE, por las flamantes conductoras y por el desarrollador de la APP.

El intendente afirmó que “cuando uno recorre las calles y habla con los vecinos se da cuenta que la gente naturalizó que el servicio de colectivos funciona bien, se naturalizó algo que fue una transformación”, y a partir de ello “hoy podemos discutir sobre nuevos recorridos, sobre cómo mejorar el servicio, y podemos hablar de esta nueva mirada de género que permite la incorporación de choferesas para prestar el servicio”.

“La incorporación de choferesas implica no solo romper estereotipos, sino que también representa la decisión política de esta gestión de tener una mirada integral de género a partir de cada acción que vamos realizando”, resaltó.

Luego recordó que “venimos de dos emergencias del transporte público en la ciudad, cuando conocí a los muchachos de la UTA siendo concejal pasaban mucho tiempo en el bloque del FPV para ver de qué manera podíamos acomodar todos los desaciertos en torno al servicio que se prestaba”, tras lo cual apuntó que “el proceso fue difícil; cuando pensábamos que se podía prestar el servicio de colectivos de otra forma, y en esto nos acompañó a fondo el concejal Silvio Bocchicchio, también planteamos que no había ninguna posibilidad de volver a licitar un servicio que durante 20 años había fallado”. Y agregó: “Podríamos haber licitado y que viniera otra empresa o siguiera la que estaba pero íbamos a fracasar otra vez con la misma receta, usamos otra receta y el resultado fue otro”.

En esa línea, expresó que “la única forma de mirar al servicio público de colectivos en la ciudad era a través de la calidad del mismo y no solo desde la rentabilidad, Los empresarios debían tener su ganancia pero el problema es que acá no se reinvirtió”, pero en cambio “hoy tenemos una visión distinta y nos animamos a un nuevo proyecto, que era la oportunidad de demostrar que se podía prestar el servicio de otra manera”.

El intendente enfatizó que “asumimos la gestión con una deuda de 360 millones de pesos y con recursos limitados, pero tomamos la decisión política y de gestión solucionar el problema del transporte público de colectivos, y hoy estamos pagando los colectivos con recursos propios porque la Nación nos viene frenando desde hace 10 meses el crédito que habíamos tomado”.

“En aquél momento la prioridad eran los pibes que esperaban dos horas el colectivo bajo la nieve, los vecinos que debían llegar a tiempo a sus trabajos, y los estudiantes que tenían que llegar a tiempo a clases porque el papá no podía llevarlos porque no tiene auto. La decisión fue que los primeros recursos que tuviéramos disponibles se destinaran a dar una solución a una problemática que afectaba al sector más golpeado de la comunidad”, sentenció.

 

La encuesta

 

Vuoto detalló que el área de Atención al Vecino del Municipio “encuestó a más de mil usuarios del servicio público de colectivos, fue un relevamiento monitoreado por la Universidad Nacional de Tierra del Fuego mediante el cual medimos el trabajo que realiza la Sociedad del Estado”.

En ese sentido, evaluó que la encuesta “va a derribar algunos mitos que están instalados” sobre el servicio y valoró que “refleja lo que piensan los usuarios y no lo que opinan sobre el transporte público de pasajeros pero no lo utiliza”.

Entre otros aspectos, la encuesta refleja que para el 57,4% de los encuestados el servicio es bueno y para un 11%  muy bueno.

En tanto, el 70% de los usuarios dijo que el tiempo de espera es de entre 15 y 30 minutos, sobre lo cual el intendente indicó que “tenemos la aplicación para controlar esto” y luego contrastó que cuando el servicio estaba en manos privadas “los usuarios esperaban una hora o casi dos debido a las pocas unidades que circulaban”.

Además, más del 95% de los consultados manifestó su conformidad sobre la compra de los colectivos, y más del 96% destacó la calidad de las unidades.

En otro orden, Vuoto observó que más del 71% de los usuarios percibe que los trabajadores de la Sociedad del Estado “los tratan bien y esto es para valorar porque hace al servicio”, y sobre ello analizó que “cuando los trabajadores no tienen herramientas hay malestar en ellos y en los usuarios y se genera un mal clima, pero cuando los colectivos funcionan, andan a horario, están limpios y los choferes tratan bien a los usuarios, el ánimo mejora”.

Del mismo modo, destacó que el 93% de los usuarios considera que la instalación de nuevas garitas “es un acierto”.

Finalmente, manifestó que hubo una “respuesta contundente” sobre si mejoró o no el servicio desde la puesta en marcha de la Sociedad el Estado ya que “más del 90% cree que sí”.

Por último, Vuoto hizo hincapié en que “tenemos que trabajar junto a los usuarios y en la realización de campañas de concientización con los vecinos, para que ellos también ayuden en las políticas integrales de cambio y sean parte de las mismas”.

Estuvieron presentes los diputados nacionales Martín Pérez y Matías Rodríguez, los concejales Hugo Romero y Silvia Bocchicchio y su par de Río Grande, Eugenia Dure, el legislador Ricardo Romano, integrantes del Gabinete municipal y representantes de las fuerzas armadas y de seguridad.