Pino: “La designación de Phillips es un atropello a los derechos de los argentinos”

Luego de la designación británica de un nuevo gobernador en las Islas Malvinas, el presidente del Concejo Deliberante de Ushuaia, Juan Carlos Pino, expresó su rechazo, y destaco la figura de Rosana Bertone, actual gobernadora de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur.

El presidente del Concejo Deliberante de Ushuaia, Juan Carlos Pino, repudió la designación ilegitima del militar diplomático,  Nigel Phillips, como supuesto gobernador de las Islas Malvinas: “La designación de Phillips es un atropello a los derechos argentinos y al fallo expedido por Naciones Unidas en 2016 sobre la plataforma continental argentina. Las Malvinas son argentinas y Rosana Bertone es su gobernadora elegida democráticamente”.
El concejal Pino aseveró que “la defensa de los derechos soberanos sobre las islas del Atlántico y los recursos naturales argentinos es un compromiso nacional”. Además, agregó: “No es casualidad que esta persona designada ilegítimamente sea un militar diplomático de carrera de la Fuerza Aérea británica. Refuerza el posicionamiento militar de Reino Unido sobre las islas para el saqueo de los recursos que se encuentran en el territorio argentino.
Durante el período colonial, las Islas Malvinas pertenecían a la corona española y formaban parte del virreinato del río de la plata. En consecuencia, por la emancipación, la República Argentina heredó los derechos soberanos sobre las islas. Cabe destacar, que en el año 1774, la mismísima Inglaterra restituyó el Puerto Egmont a España tras una ocupación de ocho años, reconociendo los derechos de la corona en poder del rey Carlos III.
“Desde el Concejo Deliberante convocamos a todas las fuerzas políticas, partidos electos, ONGs y a la ciudadanía completa, a  exhortar una vez más al Reino Unido a cumplir con la obligación que le impone el derecho internacional sobre nuevo intento británico de manipular una realidad que, desde hace varias décadas, las Naciones Unidas han definido como una situación especial y particular de colonialismo” finalizó Pino.